Inmersión nocturna en Maldivas

Inmersión nocturna en Maldivas

Inmersión nocturna

Si hace poco te hablaba de la relación existente entre el buceo y la atención plena o el mindfulness y de la importancia de este vínculo, hoy te invito a realizar una reflexión profunda a través de una de las experiencias más impresionantes de mi vida hasta el momento: Una inmersión nocturna en Maldiva. Es decir, Bucear de noche en plena oscuridad. Y además adentrándonos en un barco hundido (pecio en el argot).

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y hoy no podría estar más de acuerdo. Ya que intentar transmitir con palabras sensaciones tan intensas es realmente difícil. Por ello, el video acompaña el final del escrito de hoy es la mejor opción sin lugar a dudas (editado para que puedas hacerte una pequeña idea de lo que te espera bajo el azul si te aventuras a descubrirlo).

Una experiencia única sin lugar a dudas realizar una inmersión nocturna en Maldivas. Pero además, me gustaría que realizaras una lectura positiva a través de la siguiente historia a modo de símil:

El salto de gigante

Imagina que estas al borde de una pequeña embarcación. Miras a tu alrededor y tan solo ves oscuridad. Oscuridad absoluta obviando un pequeño haz de luz originado por un minúsculo foco que ilumina parte del interior del navío en el que te encuentras.

En la muñeca de tu brazo dominante, una linterna que te resulta insignificante envuelto plena oscuridad casi absoluta.

Delante de ti, más oscuridad si cabe y un mundo nuevo ante ti. Un mundo que a priori te atemoriza debido a la tenebrosidad aparente del lugar.

Si das un paso de gigante te verás inmerso en un medio desconocido y a priori, un lugar en el que no ves nada no es nada halagüeño. Pero es un movimiento obligado a dar si quieres ver, conocer y aprender más sobre ti y el fondo submarino que tanto te atrae.

Un paso de gigante hacia la nada y a su vez, un todo. Una decisión que no te aseguro no resultará nada fácil de tomar.

Decidir

Si decides dar ese paso, conseguirás seguir creciendo personalmente pero para ello tendrás que hacer frente a tus propios miedos. Si por el contrario tomas la determinación de no darlo, no habrá ningún tipo de penalización. No pasara absolutamente nada por no hacerlo. Pero te quedarás ahí, exactamente donde y como estás.

Si finalmente decides darlo, tu percepción sobre la nada y el todo cambiará para siempre.

Nada que no fuese oscuridad parecía esperarte tras ese salto al vacío y en cambio lo que hallas con gran asombro tras la temida negrura, es vida. La más maravillosa y espectacular vida que han podido ver tus ojos hasta el momento.

Vida como nunca antes la habías percibido. De hecho los colores que una vez fueron grisáceos, son ahora colores vivos que nunca llegaste a pensar que existieran.

El miedo que sentías justo antes de ese pequeño pero valiente salto de gigante, se transformará en altas dosis de adrenalina que conseguirán que la seguridad personal, ahora sí, se instaure en ti para siempre.

Recuerda, a veces es necesario traspasar la oscuridad que se haya frente a ti para vivir las más grandes experiencias de la vida.

Video de una inmersión nocturna en Maldivas

Inmersión nocturna en Maldivas

Carlos Ramajo para Diving-Life

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »